Terapia Canina

Esta modalidad se utiliza cuando se entiende que los/as pacientes podrían beneficiarse en su tratamiento de la interacción con un perro de terapia. El perro se utiliza como herramienta terapéutica, de acuerdo a un plan establecido con objetivos específicos a trabajar con el/la paciente. Este servicio dependerá de un cernimiento y recomendación de la Dra. Segarra y del consentimiento del/la paciente al/la que le sea sugerido.